Make your own free website on Tripod.com



Contenido
Vuelo con giros en "ese" a lo largo de una carretera
Giros en torno a un punto
Ochos a lo largo de una carretera
Ochos a través de una carretera
Giros alrededor de postes

Ochos sobre postes


Vuelo con giros en "ese" a lo largo de una carretera.

Los giros en "ese", como el vuelo en circuito rectangular, son una buena maniobra para dividir la atención entre el avión y el suelo, mientras se compensa el resbalamiento durante cada giro. La maniobra consiste en describir una serie de semicírculos de igual radio a cada lado de la carretera seleccionada o de cualquier otra línea recta en el suelo. La línea recta debe yacer perpendicular al viento y tener la longitud suficiente para realizar la serie de giros.

A lo largo de toda la maniobra debe mantenerse constante altitud, que debe ser lo suficientemente baja como para reconocer fácilmente el resbalamiento, pero nunca debe estar por debajo de 500 pies sobre el obstáculo más elevado. Hay que cruzar la carretera en un ángulo de 90º e inmediatamente comenzar series de giros de 180º, de radio uniforme y en sentidos opuestos, atravesando la carretera en ángulos de 90º cada vez que se completa un giro.

Para empezar, estos giros se atacan a favor del viento. Tan pronto como se cruza la carretera, se comienza el primer giro, que será cerrado para tener en cuenta el viento que empuja el avión lejos de la carretera. Cerca del punto medio del semicírculo el giro debe suavizarse, porque se orienta el avión cara al viento. De no ser así, el avión continuaría con el mismo ritmo de giro, pero su velocidad caería respecto al suelo al encarar el viento, con lo que parecería pivotar y no seguiría una curva suave en semicírculo.

El suavizamiento del primer giro debe ser tal que las alas entren a nivel cuando el avión cruza la carretera a la misma altitud que en el primer cruce. Después del primer cruce, el balanceo debe ser suave y en dirección contraria. Recuérdese que cuando el viento está en cara, los giros deben ser suaves. Si el giro es demasiado cerrado, la curva no sería semicircular. El ángulo de balance debe ser el necesario para tener el derrapaje adecuado, de modo que la trayectoria con respecto al suelo describa un arco como el del lado a favor del viento.

A mitad de camino del segundo giro, el viento de cola requiere aumentar el ángulo de balance, para alcanzar el tercer cruce con la carretera con alas a nivel y perpendicular a ella. Se necesita cerrar el giro porque el viento de cola aumenta la velocidad con respecto al suelo, acercando rápidamente la carretera. En todos los giros debe mantenerse altitud constante.

Con un viento fuerte, si el balanceo no es lo suficientemente suave en el lado en contra del viento, se abre el semicírculo más que en el lado a favor. Otro error que puede cometerse consiste en comenzar el giro en el lado contra el viento con demasiado ángulo de balance, cruzando la carretera antes de haber completado 180º.

volver al contenido

Giros en torno a un punto.

En esta maniobra de entrenamiento se realizan uno o más círculos completos con radio de giro y altitud constantes, siempre a la misma distancia de un punto de referencia fijo en el suelo y con un balanceo máximo de aproximadamente 45º.

volver al contenido

Ochos a lo largo de una carretera.

Aquí la trayectoria con respecto al suelo consiste en dar dos círculos completos y adyacentes de igual radio, uno a cada lado de una carretera recta u otra línea de referencia cualquiera en el suelo. El viento puede ser perpendicular o paralelo a la carretera.

volver al contenido

Ochos a través de una carretera.

Esta es una variación de la maniobra de ochos a lo largo de una carretera. En este caso al completar cada giro en la figura de ocho el avión pasa sobre un cruce de carreteras o un punto fijo sobre la carretera recta. Los giros se hacen a lo largo de la carretera y el viento sopla perpendicular a ella.

volver al contenido

Giros alrededor de postes.

Esta maniobra sigue el mismo principio que el giro en torno a un punto, con la diferencia de que ahora se emplean dos puntos de referencia en el suelo (los postes) y se gira en torno a cada uno en sentido opuesto para seguir una trayectoria con respecto al suelo en forma de ocho.

volver al contenido

Ochos sobre postes.

Esta maniobra difiere de la de giros alrededor de postes en que no se persigue mantener una distancia constante con respecto a ellos. En vez de esto se vuela a altitud y velocidad de vuelo tales que una línea paralela al eje lateral del avión extendida desde los ojos del piloto parezca pivotar en torno a cada uno de los postes.

volver al contenido